Llámanos: + 34 957 384 253 / +34 957 384 200

El entorno

Aunque los vestigios encontrados sitúan los primeros signos de asentamiento organizado de esta población en el año 2000 a.C., será en tiempos del Imperio Romano cuando Ulía (que así se llamaba entonces) adquiera importancia y honores al recibir el título de “fidentia” ya que, según las crónicas, fue la única población de la Bética que mostró su fidelidad incondicional a Julio Cesar, durante las guerras que éste mantuvo contra Pompeyo.

La actual población de Montemayor, con su estructura típica de pueblo-fortaleza, data de mediados del siglo XIV, cuándo la población de la vecina fortaleza de Dos Hermanas fue trasladada al nuevo castillo, construido por Martín Alonso de Córdoba para proteger los territorios conquistados casi un siglo antes por Fernando III.

Torre del CastilloUno del mejores ejemplos de arquitectura militar de la época, el castillo de Montemayor cuenta con tres grandes torres –la Torre Mocha, la Torre del Homenaje y la Torre de las Palomas– que enmarcan un recinto de base triangular, en el que se encuentra el patio de armas con sus magníficos cuerpos de arquerías.

Sometido al dominio de los condes de Alcahudete durante la Edad Media, pasó más tarde a la Casa de Oropesa, siendo en la actualidad de propiedad y uso de los Duques de Frías, manteniéndose en un excelente estado de conservación.

Sin duda el Castillo es el monumento más famoso de la localidad, pero no hay que olvidar la Iglesia de Nuestra Sra. de la Asunción (S. XVI) que, además de contar con un magnífico órgano del siglo XVIII y un retablo del siglo XVII (obra de Pedro Fraile), acoge en su interior el Museo Ulía, donde se pueden contemplar magníficas piezas, obtenidas de los yacimientos Arqueológicos de la región, que abarcan desde la Edad de Bronce a la dominación romana.

Igualmente las ermitas de San Sebastián (siglo XVI), de la Vera Cruz, de Jesús Nazareno y de San José merecen una visita, así como los yacimientos de los cercanos Cerro de la Horca (final de la Edad del Bronce), Cerro de la Alcoba, El Cañuelo, la Fuente Nueva, Camino del Espejo o el Castillo de Dos Hermanas, antigua fortaleza musulmana, que fue destruido parcialmente en el siglo XIV para que parte de sus piedras se utilizaran en la construcción del Castillo de Montemayor.

Pero la belleza y el interés de la región no se limita a la localidad, ya que muy cerca se encuentran otras poblaciones llenas de encanto para visitar –Fernán-Núñez (3,5 Km.), La Zarza (5,8 Km.), La Rambla (7,1 Km.) y por supuesto Córdoba, la capital de la provincia, situada a tan sólo 32 kilómetros–.

vinos Pedro Ximénez, Montilla-Moriles

Tampoco hay que olvidar las numerosas fiestas populares y los encantos gastronómicos, destacando sus excelentes vinos (Pedro Ximénez, Montilla-Moriles) y aceites, que atraen personas de todo el mundo a esta localidad cordobesa.

Aceite de Oliva Monte OroEn las instalaciones del Hotel se puede adquirir el Aceite de Oliva Virgen Extra MONTE ORO, el preferido del Jefe de Cocina del restaurante para preparar sus alabados platos. La Finca Las Arenosas –sita en la misma localidad– es el origen de este “oro líquido”, ya que sus olivos centenarios son los que producen las aceitunas de las variedades picual y arbequina con las que se elabora, solo mediante procedimientos mecánicos, el aceite MONTE ORO.

Share via email

 

Calendario de Eventos

Mayo  2017
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
   
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31